El Casco Histórico de Praga
praga_casco_carlos

Como en el siglo XVIII Praga, la capital de la hoy República Checa, es una ciudad que muestra una envidiable bonanza, después de sobrevivir a las dos guerras mundiales del siglo pasado y a difíciles tiempos; sin embargo, su excelente posición en el centro de Europa la hacen un lugar privilegiado; claro que esto no es nuevo, la ciudad ha sido protagonista de la historia del Viejo Continente durante siglos y esto se aprecia en la mezcla de estilos que es posible ver en sus construcciones.

Así lo podemos constatar, sobre todo, en el Casco Histórico de la también capital de la región de Bohemia, que se ha convertido en un gran atractivo turístico y hoy te espera para mostrarte sus encantos. Esta parte de la populosa urbe se concentra en el distrito Praga 1, mejor conocido como Staré Mĕsto, el cual es uno de los 10 en los que se ha dividido la ciudad y al cual le dedicaremos estas líneas.

praga_casco_sinagoga

Plaza de la Ciudad Vieja

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992,  el espacio que conforma la también llamada Ciudad Vieja de Praga te sorprenderá por su excelente estado de conservación, y la Plaza de la Ciudad Vieja (Staromĕstské námĕsti) es el núcleo principal, se trata de un espacio enorme, con un área de nueve mil metros cuadrados, y es que ahí se asentaba la Plaza del Mercado, fundada como tal en el siglo XI. Hoy, es posible darnos una idea de cómo era el movimiento comercial ahí si acudimos a esta explanada en dos épocas del año: Semana Santa y en la temporada navideña.

En el centro de Staromĕstské námĕsti se erige el Monumento a Jan Hus, un reformador protestante que murió quemado en la hoguera hace 600 años, mientras que a su alrededor encontrarás algunos edificios emblemáticos de la ciudad, como…

Antiguo Ayuntamiento y reloj astronómico

Con una arquitectura en la que es posible apreciar las diversas influencias que ha recibido Praga al paso de los siglos, el Antiguo Ayuntamiento es un conjunto icónico de la ciudad, pues aparte de su belleza intrínseca, que se muestra en sus diversas secciones, como la Capilla de la Virgen María, la antigua Sala del Consejo o la Sala de Sesiones, los sótanos que datan de la Edad Media, de estilo gótico-románico, exhibe uno de los tesoros más buscados por los turistas, su imponente Reloj Astronómico, que al verlo, difícilmente creerás que su antigüedad supera los 500 años.

En realidad, el Reloj Astronómico de Praga es un conjunto de artilugios que consta de tres partes: el calendario circular, realizado en 1865, con pinturas de Josef Mánes –la esfera inferior–, el cuadrante astronómico, el cual, además de ofrecer diversas medidas de tiempo, ostenta una enorme variedad de detalles astronómicos y es la esfera superior, y la estrella de esta maravillosa máquina, las figuras animadas (los doce apóstoles y cuatro figuras alegóricas), las cuales, cada hora, de 9:00 a 23 horas, desfilan y se mueven ante los ojos de la multitud que se reúne para disfrutar el espectáculo.

praga_casco_tyn

Iglesia del Týn

Ubicada en la Plaza de la Ciudad Vieja, justo enfrente del Ayuntamiento y hoy ‘escondida’ tras una serie de casas, se levanta la Iglesia de Nuestra Señora en frente del Týn, todo un emblema de Praga y que seguramente para quienes ya han ido o han pensado en ir es un referente de la ciudad por su particular arquitectura de estilo gótico, aunque los interiores, como muchos de los edificios praguenses, ha sufrido modificaciones que cambiaron su ornamentación a un estilo barroco.

No sólo sus esbeltas torres de 80 metros de altura destacan en su arquitectura, al centro en su fachada exhibe el relieve de La Virgen y el Niño, de estilo barroco, mientras que en sus interiores destaca la pila bautismal del año 1414, la más antigua y más grande de Praga; el púlpito, realizado en piedra y que también data del siglo XV, como es el caso del altar de estilo renacentista y el baldaquino, éste del año 1493, cuya función en sus inicios era proteger una tumba. Bueno, la recomendación es que dediques un buen tiempo a recorrerla, pues alberga muchos tesoros.

praga_casco_torre-_polvora

Torre de Pólvora

Con sus 186 escalones que brindan una panorámica envidiable de Praga, la Torre de la Pólvora es un edificio de diseño gótico tardío que en sus inicios era una de las entradas principales a la Ciudad Vieja y tenía como finalidad marcar el inicio del Camino Real que llevaba hacia el Castillo de Praga (del cual no nos referiremos aquí, pero que seguramente querrás conoces en tu visita a la capital checa, por lo que te recomendamos este tour.

Como su nombre lo indica, durante un buen tiempo fue utilizado para almacenar pólvora, pero hoy alberga una exposición sobre la época medieval, y ya que nos referimos a esta etapa histórica, aparta uno de los días que tienes destinados a visitar Praga para conocer la ciudad medieval de Český Krumlov, que atesora el segundo castillo más grande del país y que está a tu disposición en un recorrido en tu idioma aquí.

Casa Municipal

Con un estilo más moderno, pero siempre con ese dejo de clasicismo propio de los sitios destinados a ser emblemáticos, en la histórica Plaza de la República de la capital bohemia se levanta la Casa Municipal, con su sala de conciertos, la elegante cafetería, su restaurante francés o el bar americano, déjate llevar y escudriña sus interiores, seguramente los disfrutarás.

Josefov, el Barrio Judío

Praga fue durante mucho tiempo una ciudad multicultural, donde convivía gente con diversas filiaciones religiosas, aunque en diversos pasajes de su historia esto llevó a enfrentamientos, el más reciente de ellos durante la ocupación nazi; sin embargo, por mucho tiempo los judíos formaron parte de la sociedad praguense y vivían en su barrio, conocido como Josefov, asentado en plena Ciudad Vieja, y donde conocerás hasta seis sinagogas, la más esplendorosa la Sinagoga Española, que no te debes perder pues es magnífica. Y para que te des una idea más amplia de lo que estos conflictos pueden provocar, este tour es imperdible, donde se ubicó un gueto judío, lugar de paso para dirigirlos a los sitios de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial.

praga_casco_vieja

Torre de la Ciudad Vieja y Puente de Carlos

No te puedes ir de Praga sin cruzar por su icónico Puente de Carlos, realizado bajo el reinado del emperador Carlos IV en 1402, donde otros lugares imperdibles son la Torre de la Ciudad Vieja, que alberga una exposición permanente, y su mirador, que te permitirá apreciar una vista de la ciudad desde los márgenes del río Moldava, así como las estatuas del puente, que se levantan en el camino hacia Malá Strana.

Siempre es bueno, cuando visitamos por vez primera un lugar, hacer un recorrido bajo la guía de un profesional, pues él te explicará detalles que además de guardarlos en tu memoria, después te servirán para aderezar tus narraciones cuando platiques a tus amigos de esas visitas, y un paseo muy completo por Praga es este , pues aparte de lo que te contamos aquí te llevará a otros lugares emblemáticos de la ciudad donde Franz Kafka escribió su inmortal obra La Metamorfosis, como justamente, el Callejón del Oro, donde el escritor vivió.

Esta es sólo una parte de lo que encontrarás en Praga, no por nada esta ciudad alberga entre sus tesoros al castillo más grande del mundo y tres barrios que son Patrimonio de la Humanidad, en el centro histórico, toma eso en cuenta cuando planees cuánto tiempo estarás en la hoy República Checa.

 

 

 

 

Información Sobre el Artículo
El Casco Histórico de Praga
Nombre
El Casco Histórico de Praga
Descripción
Esta parte de la populosa urbe se concentra en el distrito Praga 1, mejor conocido como Staré Mĕsto, el cual es uno de los 10 en los que se ha dividido la ciudad y al cual le dedicaremos estas líneas.
Autor
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja un comentario