Luna de Miel en Praga
praga_luna_miel_destacada

¿Qué tendrán los viajes a Praga para que todo el que viaje allí vuelva hipnotizado? Quizás un sabor a historia, mucho romanticismo, la sensación de que el tiempo se ha detenido o las maravillas arquitectónicas.

Por eso es que muchos de los recién casados toman esta ciudad como una de las principales en su viaje de luna de miel. 

La ciudad, de más de un millón de habitantes, es la capital de República Checa y en sus mágicas e infinitas torres acogen a los turistas enamorados. También conocida como “La Ciudad Dorada” o “La Ciudad de las Torres”, Praga está envuelta en un ambiente medieval que hace que tanto turistas como sus habitantes se remonten a tiempos pasados. La cultura y el romanticismo están presentes en cada rincón de esta maravillosa urbe declarada como Patrimonio de la Humanidad.

Si estás pensado en una luna de miel relajada, sin cambios de horario ni días perdidos en el avión, es el destino perfecto.

Pasear por el casco histórico de Praga es caminar entre castillos y edificios de distintas épocas que nos refrescan la importancia de la ciudad, por la riqueza cultural que atesora y el gran estado de conservación de sus monumentos. 

Es imprescindible atravesar andando el Puente de Carlos, que con siete siglos de vida es el más antiguo de la ciudad, visitar el Castillo de Praga, perderse por las Plazas de Wenceslao y de la Ciudad Vieja, entrar en el Museo Nacional y en la Catedral de San Vito, caminar por la ciudad judía y recorrer el barrio barroco de Malá Strana.

Muchos de sus visitantes definen a Praga como una ciudad muy romántica, por eso es perfecto para desconectar de las tensiones de una boda poder hacer un recorrido en barco por su río, recorrer los jardines del Castillo de Praga, subir a la colina de Petrin que tiene un espectacular mirador o, incluso, observar el curioso reloj astronómico del Ayuntamiento, que data del siglo XV y tras salvarse de los destrozos de la Segunda Mundial, sigue funcionando hoy día.

Descubre en Tu Experiencia otros destinos románticos ideales para tu luna de miel 

praga_sitios_para-ver_destacado

Puntos de interés más románticos en Praga

Staré Město

Staré Město, la parte antigua de la ciudad, es de postal. En este barrio encontrarás varias torres medievales entre las que destaca la Torre de la Pólvora, del siglo XV. Piérdete por sus callejuelas y plazas medievales al atardecer. Romanticismo en estado puro.

El reloj astronómico

La plaza de la ciudad vieja es una de las joyas de Praga, y el reloj astronómico del antiguo ayuntamiento, su gran atracción. Acuérdate de que cada hora podrás ver desfilar las figuras de los doce apóstoles, acompañados por cuatro figuras: el Turco, la Avaricia, la Vanidad y la Muerte.

Desde la torre del antiguo ayuntamiento hay una de las mejores vistas de la ciudad.

¿Más cosas? Visita la iglesia de Týn, con sus torres gemelas que se elevan por encima de los tejados de Praga.

praga_sitios_hermosos_reoj

El castillo y el monte Petrín

En el grandioso recinto del castillo podrás ver la catedral de San Vito, el pequeño Callejón del Oro o el antiguo Palacio Real.

Monte Petrín es otro de los lugares que, sí o sí, es necesario visitar en Praga. Se alza 138 metros sobre el río Moldava y en él se encuentra la Torre de Petrín, el mirador más alto de la ciudad. ¿Cómo llegar hasta allí? Desde el barrio de Mala Strana se puede subir en funicular. Es un trayecto sorprendente. ¡No puedes perdértelo!

Malá Strana

Malá Strana es el barrio bohemio por excelencia de Praga y uno de los más antiguos. Está repleto de iglesias, plazuelas y palacios. No te pierdas el monasterio de Strahov, el palacio de Lichtenstein, la iglesia de San Nicolás ni el puente de Carlos.

Este último es aconsejable cruzarlo por la noche o a primera hora de la mañana para evitar aglomeraciones. Del siglo XIV, es uno de los lugares emblemáticos de la ciudad y posee 15 estatuas a cada lado.

A los pies del puente se encuentra la isla de Kampa. Vale la pena una visita rápida a este encantador lugar, sin duda, uno de los más románticos de la ciudad.

mala_strana_praga

Nové Město y la Casa Danzante

Conocida como Ciudad Nueva, Nové Město es otro lugar emblemático para descubrir durante vuestra visita a Praga. En esta zona se encuentra la conocida plaza Wenceslao con edificios interesantes, como el Museo Nacional, la Ópera Estatal y el Teatro Nacional. Una propuesta cultural de lo más variada.

Mención especial merece la Casa Danzante, uno de los edificios más actuales de la ciudad y uno de los más retratados por su singularidad y sorprendente arquitectura. Inspirado en el talento a la hora de bailar de dos mitos de la talla de Ginger Rogers y Fred Astairer, dispone de una terraza panorámica desde donde contemplar Praga con una visita de 360º.

Fotografía de Nové Město o la Casa Danzante

A orillas del Moldava

Dar un maravilloso paseo por la orilla del río Moldava es otra excelente atracción en Praga. Y para pasar una noche única, reserva un minicrucero en barco con cena incluida.

Descubre aquí otros destinos que puedes explorar en tu luna de miel en Praga a través de Tu Experiencia 

Y tras una larga jornada de visitas y recorridos a pie, nada mejor que reponer fuerzas con platos de la gastronomía checa como es el cerdo asado o ahumado, los guisos de carne, la trucha, los buñuelos, alguna de sus cervezas de fama mundial y un vino de la región de Moravia.

¡Tendrás una experiencia completa!

Cabbage Soup Kapustnica

Información Sobre el Artículo
Luna de Miel en Praga
Nombre
Luna de Miel en Praga
Descripción
Muchos de los recién casados toman esta ciudad como una de las principales en su viaje de luna de miel. ¡Vive tu experiencia en Praga!
Autor
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja un comentario